¿Qué pasa si no recoges una notificación de multa?

No recoger la notificación de una multa puede dilatar el procedimiento, pero no te libra de la sanción. Cuando Correos intenta entregar una notificación pueden suceder tres cosas: que se recoja la notificación, que sea rechazada por el interesado, o que no haya nadie en el domicilio.

Cuando no hay nadie en el domicilio que pueda hacerse cargo de la notificación Correos deja un aviso para recogerla en la oficina designada en un plazo de siete días naturales. Si no se recoge la notificación transcurrido ese plazo los servicios de Correos la devuelven al organismo emisor, que la remitirá al Tablón Edictal Único del BOE. La publicación en el BOE surte los mismos efectos que la notificación certificada, por lo que se considera que el interesado ya tiene conocimiento del contenido y comienzan a contar los plazos legales, ya sea para identificar al conductor, pagar con reducción o presentar las alegaciones o recursos que correspondan. Es decir, no recoger una notificación puede dilatar los plazos del procedimiento sancionador, pero difícilmente provocará su caducidad o prescripción.

Cuando el destinatario de la multa rechaza la notificación ésta se da por realizada, y el procedimiento continúa con normalidad. Lo que esto significa es que rechazar una notificación de multa es equivalente a recogerla a todos los efectos.

Si se recoge una notificación certificada los plazos comienzan a contarse al día siguiente. La notificación puede recogerla cualquier persona mayor de 14 años que se encuentre en el domicilio, no solo el destinatario de la misma.

En todos los casos estamos hablando de notificaciones certificadas y no de comunicaciones por correo ordinario.

Deja un comentario

Ir arriba