Importe de las multas de aparcamiento

Para conocer el importe de las multas de aparcamiento hay que tener en cuenta dos factores: la gravedad de la infracción cometida y la posibilidad de acogerse al pago reducido. Según la Ley de Tráfico actualmente en vigor, hay infracciones de aparcamiento leves y graves: las primeras conllevan una multa de 80€, y las segundas se sancionan con multa de 200€. En ambos casos existe la posibilidad de acogerse al procedimiento abreviado pagando la mitad del importe indicado.

En aquellos supuestos en los que el vehículo mal estacionado «obstaculice, dificulte o suponga un peligro para la circulación, o se encuentre incorrectamente aparcado en las zonas de estacionamiento restringido» puede procederse a su inmovilización y retirada, por lo que a la multa por aparcamiento se sumaría la tasa del depósito municipal de vehículos y cualesquiera otras aplicables.

Las multas por estacionar mal no suponen retirada de puntos del carnet de conducir, por lo que en algunos casos la sanción puede ir dirigida directamente al titular. En otros supuestos se puede requerir al titular para identificar al conductor responsable de la infracción. Tanto la identificación del conductor como el pago de la multa y el resto de trámites a que pueda dar lugar una multa de aparcamiento se realizarán ante la autoridad que emite la sanción. La mayoría de las multas de aparcamiento las imponen los ayuntamientos.

A continuación puede consultarse el listado completo de multas por aparcar mal. Algunas de ellas como aparcar delante de un vado o en zonas de carga y descarga pueden ser leves o graves dependiendo de si son detectadas en un lugar peligroso o en el que se obstaculiza gravemente la circulación o constituye un riesgo, especialmente para los peatones.

Multas de estacionamiento de 80 euros

Las multas leves de aparcamiento incluyen las sanciones por aparcar en zonas de estacionamiento regulado sin pagar o excediendo el tiempo indicado (zona azul, zona verde, zona naranja). Con pago reducido serían 40€.

  • Estacionar los vehículos destinados a los servicios de urgencia, asistencia mecánica o de conservación de carreteras en lugar distinto del fijado por los agentes de la autoridad responsables del tráfico.
  • Estacionar en la calzada en vía interurbana.
  • Estacionar en la parte transitable del arcén en vía interurbana.
  • Estacionar obstaculizando la circulación.
  • Estacionar no paralelamente a la calzada.
  • Estacionar sin permitir la mejor utilización del espacio restante.
  • Vulnerar el régimen de parada y estacionamiento en vía urbana regulado por ordenanza municipal.
  • Estacionar en un carril o parte de la vía reservado exclusivamente para la circulación de determinados usuarios.
  • Estacionar en un carril o parte de la vía reservado exclusivamente para el servicio de determinados usuarios.
  • Estacionar el vehículo en zona habilitada por la autoridad municipal con limitación horaria, sin colocar el distintivo que lo autoriza.
  • Estacionar el vehículo en zona habilitada por la autoridad municipal con limitación horaria, manteniendo estacionado el vehículo en exceso sobre el tiempo máximo permitido por la ordenanza municipal.
  • Estacionar en zona señalizada para carga y descarga.
  • Estacionar en lugar indicado en forma antirreglamentaria, obstaculizando la circulación o constituyendo riesgo para los demás usuarios.
  • Estacionar delante de un vado señalizado correctamente.

Multas de estacionamiento de 200 euros

Las multas graves de aparcamiento incluyen sanciones por estacionar en el carril bici, en el carril bus o en paradas de transporte urbano, y también aparcar en doble fila sin conductor, en pasos de cebra y en plazas reservadas para minúsválidos sin acreditar tal condición. Acogiéndose al pago reducido el importe de estas multas sería de 100€.

  • Estacionar obstaculizando la circulación o creando peligro para otros usuarios.
  • Estacionar obstaculizando un acceso o salida (de personas o animales), o un vado.
  • Estacionar obstaculizando un paso para personas con movilidad reducida.
  • Estacionar en zona de carga y descarga.
  • Estacionar en doble fila sin conductor.
  • Estacionar en parada de transporte público señalizada y delimitada.
  • Estacionar constituyendo un peligro u obstaculizando gravemente el tráfico de peatones, vehículos o animales.
  • Estacionar en un cruce de visibilidad reducida o en sus proximidades.
  • Estacionar en un cambio de rasante de visibilidad reducida o en sus proximidades.
  • Estacionar en un túnel o tramo de vía afectado por la señal de Túnel.
  • Estacionar en un paso inferior.
  • Estacionar en un paso a nivel (en un lugar peligroso u obstaculizando gravemente la circulación).
  • Estacionar en un paso para ciclistas (en un lugar peligroso u obstaculizando gravemente la circulación).
  • Estacionar en vía interurbana en intersección o en sus proximidades generando peligro por falta de visibilidad.
  • Estacionar en vía interurbana en intersección o en sus proximidades dificultando el giro a otros vehículos.
  • Estacionar cerca o encima de los raíles del tranvía entorpeciendo su circulación.
  • Estacionar en el lugar indicado, impidiendo la visibilidad de la señalización a otros usuarios.
  • Estacionar en el lugar indicado, obligando a otros usuarios a realizar maniobras antirreglamentarias.
  • Estacionar en autovía o autopista, no siendo zona habilitada al efecto.
  • Estacionar en un carril destinado al uso exclusivo del transporte público urbano.
  • Estacionar en un carril reservado para la bicicletas.
  • Estacionar en zona destinada para estacionamiento y parada de uso exclusivo para el transporte público urbano.
  • Estacionar en zona señalizada para uso exclusivo de personas con discapacidad.
  • Estacionar en zona señalizada como paso para peatones.
  • Estacionar en un carril o parte de la vía reservada exclusivamente para el servicio de determinados usuarios.
  • Estacionar en un carril o parte de la vía reservada exclusivamente para la circulación de determinados usuarios.
  • Estacionar sobre la acera, paseo y demás zonas destinadas al paso de peatones.
  • Estacionar delante de un vado señalizado correctamente.
  • Estacionar en un lugar peligroso o en el que se obstaculiza gravemente la circulación.
  • Estacionar en un lugar que constituye un grave riesgo para los peatones.
  • Estacionar en doble fila.
  • Estacionar el vehículo en la calzada o arcén de una travesía insuficientemente iluminada sin tener encendidas las luces reglamentarias, entre la puesta y la salida del sol.

Deja un comentario

Ir arriba