Recurrir una multa por no identificar al conductor

Cómo recurrir una multa por no identificar al conductor es una de las consultas que escucho con relativa frecuencia. Ya he hablado en este blog de las multas de 900 euros por no identificar al conductor, aunque el importe de las mismas puede llegar a 1.800 euros. Estas multas tienen una serie de características que las hacen diferentes de la mayoría de las multas, y es importante tenerlo claro antes de presentar una alegación o un recurso:

  • Va dirigida al titular del vehículo en el momento de la infracción en la que se incumplió con la obligación de identificar al conductor. Un ejemplo: multa del 1 de enero por exceso de velocidad, el 1 de febrero vendo el coche y el 1 de marzo se emite la multa por no identificar al conductor. Aunque la multa sea posterior a la venta, el hecho que da lugar a la multa es anterior, por lo que el responsable soy yo. Alegar que el vehículo estaba vendido en la fecha de la denuncia no sirve de nada en casos como este; lo mismo sucede si indicamos quién conducía en el momento de la multa por no identificar: nos perjudica en lugar de ayudarnos.
  • No permite pago reducido. Eso significa que no perdemos esa posibilidad al presentar una alegación, pero es importante presentarla bien.
  • No supone retirada de puntos. La multa económica es muy elevada, pero no hay retirada de puntos; es una fórmula de comprar puntos legalmente (aunque una de las más caras).

Recurrir una multa por no identificar al conductor

Para recurrir una multa por no identificar al conductor es conveniente estudiar antes el expediente completo; lo ideal es hacerlo personándose en una Jefatura de Tráfico, mediante cita previa. Antes de acudir a la cita es recomendable ponerse en contacto telefónico con el órgano sancionador o con el 060, dado que suelen facilitar la información esencial de una forma clara. En la cita previa en Jefatura los datos que hay que analizar son los siguientes:

  • Notificaciones: verificar que se han realizado los intentos de notificación pertinentes (al menos dos, en días distintos, uno por la mañana y otro por la tarde). En caso de constar recibida la notificación, verificar que se hayan consignado correctamente los datos del receptor, y que esa persona resida en el domicilio del interesado (la carta no puede recogerla un vecino, por ejemplo). En caso de resultar la primera notificación devuelta por error en la dirección, confirmar que se han utilizado todos los domicilios posibles antes de notificarla por vía edictal (Registro de Conductores, Registro de Vehículos…); legalmente las notificaciones han de producirse en el domicilio del Registro de Conductores, aunque hay casos en los que deberán utilizarse otros domicilios en caso de haber varios. DGT no tiene acceso a los datos del padrón, por lo que estar correctamente empadronado y no comunicar el cambio de domicilio a DGT significa que el ciudadano es responsable del error en la notificación.
  • Documentación: en algunos casos la sanción de 900 euros es por una identificación no veraz (el conductor ha negado los hechos) o por no aportar los documentos requeridos (permiso de conducir de un conductor extranjero, etc). Es importante estudiar toda la documentación que consta en el expediente, de tal modo que se pueda subsanar el hecho que da origen a la sanción en el propio escrito de alegaciones o recurso. Es decir, que si la multa es porque no se presentó la identificación en plazo, habrá que identificar al conductor; si el problema es que no se aportó una fotocopia del permiso de conducir, es conveniente aportarla como anexo al escrito, etc.
  • Situación del expediente: estas sanciones se generan en muchas ocasiones por no tener el domicilio actualizado, por lo que muchos ciudadanos tienen noticia de las mismas cuando el expediente se encuentra en situaciones muy avanzadas. Es conveniente informarse bien sobre los plazos para presentar escritos, para evitar remitir un escrito fuera de plazo. Si el expediente ya está en fase ejecutiva se puede interponer recurso también ante la AEAT para que paralice el procedimiento de embargo.

En cuanto al escrito en sí, ha de contener, al menos, los siguientes datos:

  1. Número de expediente.
  2. Identificación del interesado, o del interesado y de su representante.
  3. Exposición de hechos: breve y concisa, subsanando, siempre que sea posible, el motivo de la sanción.
  4. Solicita: petición al órgano sancionador para que retire la sanción o devuelva el expediente a su estado inicial (normalmente una sanción por exceso de velocidad).
  5. Fecha y firma.

Es evidente que el escrito ha de remitirse al órgano sancionador (será una Jefatura Provincial de Tráfico o el Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas de León), ya sea por correo, por fax o por registro público (sí, estamos en 2017 y la administración todavía no usa el correo electrónico).

Sobre nosotros JA García García

Nací, crecí y me reproduje, pero no tengo intención de morir todavía. Aquí comparto consejos e información sobre multas de DGT (qué hacer, cuándo y cómo recurrir...).

2 comentarios

  1. Hola tenía una consulta. Quiero mandar un escrito de alegaciones al Cnetro de tratamiento de denuncias automátizadas de León, y me gustaría saber si hay posibilidad de adjuntarlo de forma teleática o en contra solo es posible a través del apartado de correos facilitado o por fax.
    en definitiva, si existe alguna sede electrónica para esta clase de servicio.
    un saludo y gracias.

  2. Me gustaría saber como recurrir un procedimiento sancionador por no facilitar el titular, la identificación del conductor de una infracción y tampoco tener comunicación de la Administración de la comunicación del citado procedimiento sancionador

Deja un comentario