Me ha llegado una multa y no conducía yo

Hay sanciones dirigidas al conductor (exceso de velocidad) y otras que son responsabilidad del titular del vehículo (no tener seguro, por ejemplo). Hay, incluso, sanciones que son responsabilidad del pasajero que comete la infracción o de su tutor legal (como no usar el cinturón de seguridad). La ley establece quién es el responsable de la multa en cada caso, y es importante tener esto claro para saber si es posible o no identificar al conductor.

Qué hacer cuando te llega una multa pero no eras el conductor

Hay dos tipos de multas: aquellas en las que se para al vehículo infractor y se identifica al conductor, y aquellas en las que no es posible hacerlo. En el primer caso no será necesario identificar al conductor, aunque puede darse el caso de que la multa sea para el titular del vehículo y se le notifique igualmente (multas por circular sin ITV o sin seguro, por reformas no autorizadas de elementos del vehículo, etc).

El caso más habitual de multas que no se notifican en el acto es el de las multas de radar. En estos casos DGT se dirige siempre al conductor; en la propia notificación se informa sobre el procedimiento para identificar al conductor, y es fácil distinguir esta de otras notificaciones porque en la parte inferior hay unas casillas destinadas a facilitar los datos del conductor si la identificación se hace por fax o por correo postal.

En ocasiones el titular del vehículo puede identificar de buena fe a un conductor y cometer un error. En estos casos, y si el titular no advierte el error, el conductor recibirá una notificación anunciando la sanción económica e incluso una eventual retirada de puntos. ¿Qué hacer si me ha llegado una multa y no conducía yo?

Lo más aconsejable es ponerse en contacto con el titular del vehículo (nuestra empresa, un familiar…) para informarle de lo sucedido. Después habrá que ponerse en contacto con el órgano sancionador, idealmente mediante carta certificada o burofax, facilitando los datos de la denuncia, reconociendo el error involuntario y facilitando todos los datos de la persona que realmente conducía (nombre completo, DNI o NIE, número de permiso de conducir y fotocopia del mismo y dirección postal, al menos).

¿Y si no sé quién es el titular del vehículo? En este caso lo mejor es dirigirse por escrito al órgano sancionador (carta certificada o burofax) negando taxativamente los hechos y cualquier responsabilidad. Antes de enviar este escrito es aconsejable comprobar las fechas y asegurarnos de no haber alquilado un vehículo, por ejemplo, ya que hay notificaciones que se producen incluso varios meses después de la fecha de la infracción y algunos coches de alquiler son muy fáciles de olvidar.

Si tenemos la sospecha de que nuestros datos se han usado de forma fraudulenta para atribuirnos una responsabilidad que no nos corresponde, lo más indicado es presentar una denuncia ante la Policía y acompañar el escrito con la denuncia interpuesta.

Sobre nosotros JA García García

Nací, crecí y me reproduje, pero no tengo intención de morir todavía. Aquí comparto consejos e información sobre multas de DGT (qué hacer, cuándo y cómo recurrir...).

Deja un comentario