¿Cómo pagar una multa de tráfico de DGT?

¿Cómo pagar una multa de tráfico de DGT? En las sanciones impuestas por la Dirección General de Tráfico hay cinco formas de pago diferentes, que hemos dividido en dos categorías diferentes:

Pagar una multa con tarjeta

La forma más cómoda de pagar una multa es con una tarjeta de crédito o de débito. DGT acepta pagos con tarjetas VISA, MasterCard o Maestro, pero NO con American Express. Los pagos se pueden hacer por tres vías:

  1. La página web de DGT, accediendo desde multas.dgt.es. En el formulario de pago hay que incluir tres datos de la propia sanción: el número de expediente, la fecha y el importe total. La propia web nos dice el importe final a abonar (con o sin reducción). Al final del proceso se puede introducir una dirección de correo electrónico para recibir una confirmación del pago.
  2. El teléfono 060. Los datos se introducen mediante el teclado del teléfono, a través de una locución automática. Es muy importante tomar nota del código de pago que se facilita al final del proceso. En caso de incidencia nos atenderá un operador.
  3. En Jefaturas de Tráfico (tanto locales como provinciales). El cobro se realiza mediante un TPV, y se puede obtener un justificante de pago en el momento.

Pagar una multa en efectivo

DGT cuenta con un convenio con dos entidades para el pago de multas en metálico, Correos y CaixaBank (La Caixa de toda la vida):

  1. En oficinas de CaixaBank: no hay restricciones horarias para hacer el pago, que se puede efectuar tanto en los cajeros como en ventanilla. ADVERTENCIA: el sistema de pago de La Caixa no siempre reconoce el derecho al pago con reducción, por lo que en caso de duda recomendamos llamar al teléfono de información de DGT para confirmar si estamos dentro del plazo.
  2. En oficinas de Correos: el pago se hace en metálico, pero Correos aplica una comisión por este servicio.

Sobre nosotros JA García García

Nací, crecí y me reproduje, pero no tengo intención de morir todavía. Aquí comparto consejos e información sobre multas de DGT (qué hacer, cuándo y cómo recurrir...).

Deja un comentario